Guisat de ternera (Foto: Xescu Prats)

Todos los años, en pleno verano, mi padre Joan tiene la costumbre de prepararnos un guisat de ternera. Es un guiso clásico y contundente, que en la casas ibicencas se realiza también con otras carnes e incluso mezclándolas, como con pollo y conejo. En agosto, siempre que lo comemos, acabamos acalorados, ya que es un plato que desprende mucha temperatura, pero lo cierto es que disfrutamos de lo lindo con su sabor, incluidos los niños.

Este año, sin darnos cuenta, se nos pasó el verano y el guisat de ternera nos llegó al despuntar el otoño. Nos supo igualmente a gloria y sudamos menos, así que tal vez le pidamos a Joan que regularice este cambio de calendario. Aunque la receta es para cuatro personas, está pensada para poder repetir al día siguiente, momento en que el guiso aún tiene más consistencia.


Ingredientes para 4 personas

1 kg. de ternera cortada a dados
1 kg. de patatas cortadas a dados
250 gramos de guisantes tiernos
1 cabeza de ajos
200 gramos de judías verdes troceadas
1 pimiento rojo troceado
1 pimiento verde troceado
4 zanahorias peladas y cortadas a trocitos
1 tomate troceado sin piel
2 hojas de laurel
1 puñado de almendras picadas
1 rama seca de mejorana con espiga o sustitutivo (*)
Colorante
Agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal


Paso 1 – En la sartén

Vertemos un poco de aceite de oliva en una sartén grande e incorporamos la ternera a dados. Es aconsejable pedir en la carnicería una porción que resulte tierna, como por ejemplo el solomillo inglés. Salamos la carne y la dejamos sofreír hasta que esté hecha. A continuación añadimos los ajos de una cabeza cortados a láminas, removemos un minuto y vertemos la cebolla bien picada. En cuanto coja un poco de color, echamos la zanahoria cortada a trocitos, salamos un poco más y removemos un par de minutos.

Sumamos al sofrito las judías verdes y los guisantes, dejamos que cojan temperatura e incorporamos el tomate bien picado. En cuanto a sofrito unos minutos, añadimos el laurel, la rama de mejorana (*) y el puñado de almendras. Por último, echamos las patatas, salamos de nuevo y dejamos que el sofrito se siga haciendo, sin dejar de remover, durante unos cinco minutos.


Paso 2 – En la olla

Vertemos el sofrito con la carne, las patatas, las verduras y los condimentos en el interior de una olla y encendemos el fuego. Inmediatamente añadimos agua hasta que cubra los ingredientes y un poco de colorante. Ahora sólo hay que dejar hervir el guiso a fuego medio hasta que la patata esté cocida. Aprovechamos para rectificar de sal. El tiempo de cocción suele ser de 20 minutos, aunque depende del tipo de patata que usemos. El plato puede tomarse al momento o dejarlo reposar un día.

 

(*) La rama de mejorana (Origanum Majorana) aporta un sabor especial a este guiso. El uso del moraduix, tal y como se conoce a esta planta en ibicenco, es muy frecuente en la isla. La planta se cultiva en las casas y, cuando sale la espiga, se cortan las ramas y se dejan secar a la sombra, boca abajo. Luego se conservan en tarros. Puede ser un ingrediente difícil de conseguir, así que si no se encuentra puede sustituirse sobre todo por orégano en rama o, si no, por tomillo fresco.

 

  • http://www.facebook.com/rp.ibiza Rafael Peña

    La otra mañana estuve desayunando junto a Sa Peixateria y tuve esa misma sensación. Me acompañaba un señor ibicenco entrado en años y me decía que de pequeño venía con su familia desde el campo a Es Mercat un par de veces al mes a buscar provisiones y que aquello en los años 50 era un bullicio de gente (que no de coches, tan solo alguna mobilette), hasta el punto que tenías que abrirte paso esquivando a los transeúntes… Quién te ha visto y quién te ve! Ojalá las autoridades se decidan a sacarle brillo a esa perla en bruto que es Sa Penya y pueda convertirse en ese centro bohemio que dices, tan necesario para una Ibiza a veces a la deriva… El día en el que los que queremos a Ibiza podamos pasear placenteramente por sus callejuelas de nuevo, en familia y sin temor a ser asaltados, la isla entera habrá recuperado algo valioso que nunca debimos dejar de lado.

  • http://www.facebook.com/rp.ibiza Rafael Peña
  • Mar

    Y si tuviese que elegir una me quedo con Cala Conta, es preciosa, esas aguas azul turquesa , en fin, deseando volver pronto

  • adrian

    Rambo Playa d’en Bossa antes era la mejor playa de la isla lo que ha sido destruida como tantisimas en el mundo, pero aún queda la zona semi virgen de alado la Torre y ese lado de la playa por sus calidades de arena si que está a la altura de cualquiera. Ahora bien las que si no son comparables poner aquí por su destrucción son las de Talamanca o Cala Llonga y sí que es cierto que en Playa d’en Bossa no estaria mal especificar esto que he dicho para que la gente sepa donde es más apropiado situarse. Faltan muchas como: Cala Salada (Cala saladeta), Es cenaret, Cala d’hort, s’illot d’en Rencli, cala Xarraca, s’arenal petit cala mastella, cala boix,… etc